Turismo Villacañas (Toledo)

En la Mancha Toledana, en la ladera de la sierra del Romeral, al este, se enclava Villacañas. Uno de los pueblos más pujantes de la Provincia de Toledo y de La Mancha. Situada en el antiguo Campo de San Juan, tiene infinidad de escusas para perderse por sus calles.

 

Villacañas utiliza el emblema "Con puertas abiertas" para invitarnos a visitarlo y conocer algunas de sus singularidades, como es el caso de los Silos, oviviendas subterráneas, de las que aún se conservan unos cinco ejemplares.

También, cada 1 de mayo, podemos descubrir una inédita fiesta de remoto origen: las fiestas del Santísimo Cristo de la Viga, en la que unos danzantes, con vistosos y singulares trajes ofrecen unas danzas en su honor.

Y en sus inmediaciones, podemos disfrutar de un complejo lagunar perteneciente a los llamados Humedales Manchegos, donde poder disfrutar visionando aves de todo tipo, incluso flamencos.


Casa-Museo de la Tía Sandalia

Sandalia Simón nació, vivió y murió en Villacañas  ( 1902-1987). Mujer fuerte de carácter, cuerpo y alma y escaso nivel económico. Dedicó su vida a plasmar en formas y colores la religiosidad y el espíritu que la animaba, no encontrando mejor sitio para hacerlo que las paredes y las habitaciones de su casa. Yeso, cal, pinturas al temple, cartón, telas, alambre, ramas… cualquier material era la excusa adecuada para formar su museo particular y poder enseñar a sus hijos, y a todo el que se acercara, aquella “su Historia Sagrada”.

 

Museo del Silo

Fotografía: www.aytovillacañas.com
Fotografía: www.aytovillacañas.com

El Silo es una construcción autóctona de Villacañas. Está excavado en terreno llano y no en ladera o desnivel lo que hace a esta vivienda única y atractiva. Se pudiera decir que la Madre Tierra acoge en su seno a los moradores del Silo, que los arropa en invierno y refresca en verano y los funde con la esencia de la naturaleza.

A mediados del siglo XVIII, a consecuencia de la desamortización y roturación de nuevas tierras y la consiguiente necesidad de mano de obra, surge la figura del jornalero el cual, por escasez de recursos económicos, se ve obligado a construir su propia vivienda. Para ahorrarse los materiales de construcción necesarios, la excava en el subsuelo  necesitando únicamente pico, pala, cal, sudor e ilusiones.

 Estas viviendas están declaradas como Bien de Interés Cultural. El peculiar museo nos muestra la joya de la arquitectura popular villacañera.

 

Horarios:

Mañanas de 11:30 a 14:00 h.

Tardes de 16:00 a 17:30 h. (Oct. a Abril)

Tardes de 17:00 a 18:30 h. (Mayo a Sep.)

Domingos y Festivos: de 11:30 a 14:00 h.

 

Precio:  1.00 € (entrada conjunta con el Museo de la Tía Sandalia)

 

 

Rincones y lugares de interés arquitectónico

Fotografía: www.aytovillacañas.com
Fotografía: www.aytovillacañas.com

Iglesia parroquial: Iglesia en forma de cruz latina, como casi todas las que erigiera la Orden Militar de San Juan de Jerusalén. Es de traza sobria, proporcionada y de perfecta construcción. Su estilo es gótico. Las nervaduras de su bóveda son de exquisita pureza y en cada tramo surgen de sus columnas estos nervios airosos, atrevidos, anudados con escudos y formando una tracería perfectamente geométrica y distinta en cada crujía, espesándose más hacia el altar mayor. Sus pétreas columnas se asemejan a vegetales palmeras, que ésta es una de las características del gótico. La torre, aunque con distinta fábrica que la iglesia, debió edificarse al mismo tiempo.

Ermita de la Virgen de la Concepción: Edificio datado en el siglo XVI, de estilo popular y de planta rectangular prolongada. En sus alrededores se situó el primer cementerio de la Villa. Cuenta dicha ermita con una preciosa leyenda del Caballero Roldán: dicho caballero a lomos de su caballo perseguía a una zagala que se refugió en la ermita, entrando descubrió a la muchacha refugiada en la hornacina de la Virgen y respetó su actitud. Y cuando el caballero conmovido salió de la ermita halló a su caballo convertido en una inmensa roca.

Ermita de San Sebastián .- Erigida en el cerro que al saliente de la población, domina todo el prado que últimamente se destinaba a eras. De cubierta también mudéjar.

Ermita del Cristo: Edificio del S. XVIII en estilo neoclásico y conjunto armónico, presenta una tímida planta de cruz latina, cuyo crucero se ve coronado en el exterior por un cimborrio de anillo reducido. La fachada principal presenta un atrio con curiosas piedras talladas con signos o escudos: una capilla barroca coronada con una vieira con Mater dolorosa, una cruz en llamas sobre un globo terráqueo, una figura de semejanza al Indalo. En la parte posterior es de curiosidad la reja de la ventana de la sacristía, embutida en el alfeizar con un entramado en su forja que se antoja de imposible ejecución: cada hierro que la forma se cruza en su perpendicular formando un machihembrado cambiante.


Ermita de San Roque: Construida hacia 1835 en el más puro estilo de arquitectura popular. Encalada en su exterior, un arco rebajado en su pie da acceso a una única nave de planta rectangular.

 

Ayuntamiento: Situado en la plaza de España es de construcción moderna, aunque conserva con mimo su puerta de entrada neoclásica, el alfeizar y forjado de la balconada principal y el Arco de acceso a su plaza.

Mapa

Cuéntanos tus experiencias, pregúntanos tus dudas, dejándonos un comentario

Escribir comentario

Comentarios: 0